ESCUDO

 

El escudo de los Colegios Guadalupanos Plancartinos es de forma antigua. Tiene en la parte superior una división que en la heráldica lo hace de “Jefe”. En esta parte aparece el lema de nuestro Fundador: “Valor y Confianza”, el cual luce sobre un campo verde que es el color de la esperanza.

Sobre el campo principal del escudo hay una cruz de hierro; la cruz es signo del amor de Cristo, centro de la vida cristiana; por eso se proyecta a todo lo ancho de la existencia. Termina en punta de lanza, como la Palabra de Dios que es penetrante, viva y eficaz arma del cristiano.

Los otros extremos de la cruz son lobulados como el trébol, cuyas tres hojas nos traen el recuerdo de la Santísima Trinidad.

La cruz divide el escudo en cuatro cuarteles. En el cuartel más alto de la derecha, sobre campo azul color de cielo, hay una estrella que representa a María, la Estrella Matutina que iluminó la aurora del mundo en el Paraíso Terrenal y la aurora de nuestra patria en el Tepeyac.

En el cuartel bajo de la izquierda, hay una antorcha, cuya luz significa la síntesis entre fe y cultura y entre fe y vida, síntesis que tratamos de alcanzar en los colegios Guadalupanos Plancartinos.

El campo es rojo, que es el color del fuego y el color de la caridad. Caridad y fuego que tiene el que por la fe y la cultura se acerca a Dios, y por la fe vivida se entrega al servicio de sus hermanos.

Los otros dos cuarteles ostentan los colores pontificios en señal de catolicidad. Están vacíos y sin empresa, para que los que militan bajo este escudo lo llenen simbólicamente con sus propias obras.

Recibe las últimas noticias en tu email