CONGREGACIÓN

   

Congregación de Religiosas

Hijas de María Inmaculada de Guadalupe

 

En los designios de la providencia, la Congregación de Religiosas “Hijas de María Inmaculada de Guadalupe” es fruto maduro de una pequeña semilla que representa el Colegio de Nuestra Señora de Guadalupe.

En 1876 el Padre Plancarte vió cumplido uno de sus más ardientes deseos: establecer una escuela gratuita para las jóvenes, ese fue el asilo de niñas dedicado a San Antonio de Padua.

Convencido nuestro Padre Fundador de la importancia de formar el corazón femenino, dada la proyección familiar y social que tiene la mujer, se propuso la educación religiosa y moral de la misma.

Con el fin de hacer permanente esta obra en la Iglesia , decidió fundar una Congregación Religiosa que respondiera a las necesidades y circunstancias históricas de México. En 1871 estableció la Asociación de Hijas de María en el colegio de la Purísima Concepción , en donde se cultivaron las primeras vocaciones religiosas. 

Transcurridos varios años de esmerada formación el Padre Plancarte habló claramente a las aspirantes del ideal de la Vida Consagrada y las invitó a emitir sus votos privados que pronunciaron el 8 de septiembre de 1877; y después de una prudente experiencia, el 2 de febrero de 1878 el Padre Plancarte recibe los votos de las 7 primeras religiosas de su obra predilecta, la Congregación de Hijas de María Inmaculada, que en septiembre de 1885 cambia su nombre por el de Hijas de María Inmaculada de Guadalupe, en honor de la Santísima Virgen de Guadalupe, quien es constituida como Patrona principal de la Congregación.

Las primeras congregantes fueron : Rafaela Tapia, Soledad Hurtado, Genoveva García, Concepción Calderón,Luz Zamudio, Matilde Martínez y Antonia Zamudio.

La erección canónica de la Congregación , con el nombre de “Hijas de María Inmaculada de Guadalupe”, la recibió también en México, D.F., de manos de su tío, el 19 de septiembre de 1885. En la carta del fundador, pone la Congregación bajo el amparo de la Santísima Virgen de Guadalupe.

“Amadísimas hijas en Nuestro Señor Jesucristo: Por mi anterior, fecha 4 del corriente 1885, os comuniqué la fausta noticia de la aprobación y erección canónica de vuestra Congregación en esta Arquidiócesis de México por decreto del Ilmo. Sr. Arzobispo Dr. D. Pelagio Antonio de Labastida y Dávalos, fechado en Tacuba el 19 del próximo pasado septiembre.  La aprobación del Primado de la Iglesia Mexicana y el establecimiento de la Congregación en la capital de la República , es a la verdad, un paso demasiado gigantesco para nuestra pequeñez, que debe llenamos de gratitud y reconocimiento, para con Dios y hacia el Ilmo. Sr. Arzobispo.

Recordando que la cuna de la Congregación fue puesta baja el amparo de la Sma. Virgen de Guadalupe, el 12 de Noviembre de 1867, día en que abrí el Colegio Parroquial de Guadalupe, que es hoy vuestra casa matriz.

<

Recibe las últimas noticias en tu email